En México, los Tribunales Superiores de Justicia o los Tribunales Federales son las autoridades competentes para otorgar poder a los peritos traductores, éstos son los encargados de regular el trabajo mediante visitas e informes de manera constante.

Las traducciones certificadas se entregan de manera impresa en dos tantos originales; incluyendo la firma, el sello oficial del perito traductor y una declaración sobre la fidelidad de traducción respecto al original.


Documentos que requieren traducciones certificadas

-Actas de nacimiento.

-Actas de defunción.

-Actas de matrimonio.

-Certificado escolar.

-Boletas.

-Diplomas.

-Título profesional.

-Documentos jurídicos.

-Contratos.

Las traducciones se realizan con base en el formato original, es decir, se respeta la distribución de los textos, los tamaños y tipos de fuentes; también se describen los elementos del documento como sellos, emblemas, siglas, firmas, etc.

Todas las traducciones se realizan en formato membretado, van foliadas, enumeradas y canceladas en los espacios vacíos para evitar cualquier alteración o modificación de su contenido. Al final de la traducción se adjunta el nombramiento del perito traductor por parte de las autoridades oficiales.

Una vez que una traducción se encuentra certificada por un perito traductor, no se pueden realizar nuevas modificaciones; cualquier sugerencia para modificación se deberá aprobar primero por el perito.



*Fuente: QuAdranas Low and Finance